LA ESCUELA DE OFICIOS DE LA UNLP, RECONOCIDA COMO CENTRO DE FORMACIÓN PROFESIONAL

La Universidad Nacional de La Plata dio un paso fundamental en la consolidación de su proyecto de educación formal alternativa. La Escuela Universitaria de Oficios de la UNLP será reconocida y avalada como Centro de Formación Profesional por el ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires.

La iniciativa es producto de un encuentro que mantuvo el presidente de la UNLP, Fernando Tauber, con el titular de la cartera laboral bonaerense, Marcelo Villegas. A partir de ese reconocimiento como Centro de Formación conveniado con el Ministerio, los cursos que dicta la Escuela de Oficios serán convalidados por la Provincia.

Tras la reunión, Tauber evaluó el acuerdo como “un avance importantísimo para nuestro proyecto de fortalecer la educación formal alternativa en el ámbito de la Universidad Pública. La formación profesional es una herramienta que no sólo nos permite preparar a jóvenes y adultos para el mundo del trabajo, sino que además nos permite responder y hacer un aporte a las necesidades socio productivas de la provincia”.

El presidente de la casa de estudios agregó además que “el nuevo contexto nos impone la necesidad de promover cada vez mayor acceso a la Universidad de los sectores con menos oportunidades, y es aquí donde la capacitación en oficios comienza a ser una referencia tan importante como la educación formal. Tenemos como objetivo que la Escuela de Oficios se transforme en una universidad dentro de la universidad, y este acuerdo con el ministerio de Trabajo nos acerca un poco más a esa meta”.

Durante el encuentro, del que también participaron el vicepresidente Institucional de la UNLP, Marcos Actis y la prosecretaria de Políticas Sociales, María Bonicatto, se acordó que el Ministerio de Trabajo convalidará aquellos cursos dictados por la Escuela de Oficios que formen parte de los diseños del sistema de formación profesional.

El reconocimiento por parte del Ministerio de Trabajo se suma al proceso de convalidación de los Certificados de Oficios que ha iniciado la EUO ante el Ministerio de Educación de la Nación a partir de la Resolución 4390-E/2017 mediante la cual se considera como parte de la oferta académica universitaria, a los trayectos de formación profesional/talleres de oficios implementados por universidades nacionales. De esta forma la UNLP junto a 15 universidades nacionales y en el marco de la Red de Universidades de Gestión Publica formadoras en oficios ha iniciado un camino en el reconocimiento de trayectos formales alternativos a los títulos académicos de pregrado y grado.

Cabe recordar que, a principios de este año, la Escuela Universitaria de Oficios inauguró formalmente sus actividades en el megacentro regional de extensión que la Universidad posee en la vecina localidad de Berisso. El complejo edilicio de 2 mil metros cuadrados cubiertos terminó de construirse a fines de febrero. Está emplazado en el denominado “Campo 6 de Agosto” -sobre avenida 60 a la altura de 127- en un predio de 40 hectáreas; todo destinado a la realización de actividades que buscan vincular a la universidad con la comunidad, especialmente con los sectores más vulnerables.

Con certificación de calidad

La Escuela de Oficios recibió días atrás del Instituto Nacional de Normalizacion y Certificacion (IRAM), el certificado de cumplimiento de las normas de calidad exigidas para las Instituciones de Formación Profesional.

La prosecretaria de Políticas Sociales de la UNLP, María Bonicatto, destacó que “se trata de un hito es fundamental en el proceso de fortalecimiento de la Escuela como institución dedicada a la educación formal alternativa. Supone –agregó- el reconocimiento de los principales procesos de gestión de la calidad y el compromiso con ésta en la gestión de políticas educativas de Formación Profesional”.

Bonicatto detalló además que “de este modo, nuestros estudiantes se integran a una organización que revisa y certifica la calidad de lo que propone en el marco de sus dos pilares fundamentales: la inclusión y la calidad de la formación”.

La certificación IRAM es el resultado de un proceso de dos años de trabajo en el marco de un convenio de fortalecimiento institucional firmado entre la UNLP y el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, dirigido a Instituciones Formadoras en Oficios que integran la Red Nacional de Universidades de Gestión Públicas Formadoras en Oficios.

Acuerdos con el INET

En este marco, Tauber y Bonicatto también mantuvieron días atrás una reunión con el director ejecutivo del Instituto Nacional de Ejecución Tecnológica, LeandroGoroyesky. Allí acordaron trabajar en forma articulada con las políticas de fortalecimiento para la formación profesional implementadas por el INET.

Además, la UNLP fue convocada a participar en alguna de las iniciativas implementadas desde el INET de forma conjunta con las carteras de Trabajo, de Educación y de Desarrollo Social de la Nación vinculadas a las ofertas de formación profesional y a la terminalidad educativa primaria y secundaria.

Durante la reunión también se dialogó acerca la importancia que requiere la implementación de una nueva normativa -la resolución nro. 4390 del año 2017 del Ministerio de Educación de la Nación- que habilita a las universidades a emitir certificados de formación profesional en oficios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *