Veterinaria inuaguró moderno buffet y sede de Centro de Estudiantes

La Universidad Nacional de La Plata avanza con la puesta a punto de una serie de obras de infraestructura que permitirán ofrecer mejores servicios y espacios a la comunidad de la facultad de Ciencias Veterinarias. En el marco del Plan de Obras del Grupo Bosque Este, ya se completó la construcción de los nuevos sanitarios y el buffet. Además, ya entró en proceso licitatorio la etapa final de la obra, que incluye una nueva sede para el centro de estudiantes y la ampliación del buffet.

Las obras fueron proyectas y construidas sobre los terrenos que antiguamente ocupaban los viejos corrales de la facultad. Los grupos sanitarios, el buffet –con cocina propia- con una superficie cubierta de 105 metros cuadrados y el futuro centro de estudiantes que contará con 190 metros cuadrados estarán  conectados conformando un complejo edilicio que agrega valor al espacio público y su entorno.

Este mediodía, el flamante presidente electo de la UNLP, Fernando Tauber, recorrió las instalaciones junto al decano de la facultad, Claudio Barbeito, y su sucesor recientemente elegido, Marcelo Pecoraro.

El nuevo conjunto edilicio está emplazado en el denominado segundo patio de la Facultad, que ahora, a partir del retiro de los antiguos corrales, pudo recuperarse para el uso pleno de toda la comunidad universitaria.

“La facultad, sus estudiantes, docentes y no docentes se debían un lugar así, con instalaciones más cómodas, edificios acordes y plenamente integrados al paisaje del bosque”, expresó Tauber durante la recorrida por el predio.

Y agregó: “estamos acompañando a las autoridades salientes y entrantes en este proceso de puesta en valor de los distintos edificios que conforman esta facultad tan grande, ya recuperamos el edificio del Matadero, estamos pintando  aulas, restaurando el decano y seguiremos con la colocación de rejas  y otros trabajos que son necesarios para el mantenimiento”.

Uno de los detalles salientes de las nuevas obras es que, en busca de preservar la memoria colectiva y rescatar la rica historia de la unidad académica de avenida 60, se reutilizaron las antiquísimas cabreadas de madera que servían de soporte para los techos de los viejos corrales. Ahora esas cabreadas forman parte de la cubierta del buffet.

Desde la secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios de la UNLP explicaron que “el buffet, de líneas arquitectónicas modernas, incluye ventanales con transparencias que configuran un límite permeable desde lo perceptivo para que el edificio no oficie de barrera entre el patio y los inmuebles de la Facultad que se encuentran más allá del mismo”.  A través de un pasaje semicubierto, estarán  vinculado al sector de servicios para el futuro centro de estudiantes, y los sanitarios.

Según detallaron, aún resta una etapa de obras –actualmente en proceso de licitación- que incluirá la ampliación del bar y la ejecución de la sede para el Centro de Estudiantes. Para la construcción de los sanitarios y el buffet se invirtieron cerca de tres millones de pesos. En tanto, para la etapa final se estima un monto aproximado de 2,5 millones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *