La oposición de Agronomía llevó a la justicia la elección de decano

La elección de decano en la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales está empatada. El oficialismo y la oposición cuentan con ocho votos cada uno en el Consejo Directivo. El viernes ultimo, se levantó el tercer llamado por falta de quórum. Franja Morada como oposición inició una presentación judicial por una diferencia en la interpretación del reglamento respecto a la incorporación de los consejeros suplentes. El Rectorado sostiene una postura que favorecería al oficialismo.

La elección de decano en la Facultad de Ciencias Agrarias y Forestales está empatada. El oficialismo propone la continuidad en el decanato de Sandra Sharry y la oposición que tiene como actor principal a Franja Morada impulsa la candidatura de Pedro Balatti. Ambos sectores tienen ocho votos en el Consejo Directivo.

Sharry es apoyada por los cinco profesores de la mayoría, el jefe de trabajos prácticos, el trabajador no docente y el estudiante por la minoría. Por su parte, Balatti tiene los votos de los dos docentes de la minoría, los dos graduados y los cuatro estudiantes de la mayoría pertenecientes a la agrupación Franja Morada.

Sin embargo, el oficialismo más referenciado con el peronismo cuenta con una ventaja entre los consejeros suplentes que le permitiría obtener la victoria. Pero desde el radicalismo aseguran que el reglamento no es claro respecto a cuántos suplentes se deben incorporar a la votación y decidió realizar una presentación judicial para definir este aspecto.

El artículo 102 del Régimen Electoral de la UNLP establece que “el decano de cada facultad será elegido por los Consejeros Directivos. Transcurrida una hora a contar de la fijada para la elección, se incorporarán los respectivos suplentes de cada estado y el representante no docente – según corresponda a cada lista – para completar el número total de miembros, sin el cual no podrá funcionar el órgano elector”.

Sin embargo, de acuerdo a la interpretación que se haga en torno al término “estado” pueden incorporarse cuatro o cinco consejeros. La duda es si los jefes de trabajos prácticos (JTP) deben considerarse como un “estado” aparte o si forman parte del mismo que los profesores.

En caso de incorporarse los cinco suplentes, Sharry sumaría un voto más que el candidato opositor y se garantizaría su continuidad. Ante esta situación, el radicalismo optó por no dar quórum y llevar la controversia sobre la interpretación del reglamento a la justicia. Ahora, el juez federal de La Plata Alberto Osvaldo Recondo deberá resolver esta cuestión.

Fuentes del Rectorado señalaron que la postura de la máxima autoridad académica de la UNLP es que los consejos directivos deben incorporar a los cinco suplentes, incluido el representante de los JTP. Esta posición fue elevada ante el juez Recondo y ahora cabe esperar si lo cuenta como un factor determinante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *