CONADU Y ADULP ROMPIERON EL TECHO SALARIAL QUE INTENTÓ IMPONER EL GOBIERNO

El pasado martes 11 de julio, después de cinco meses de conflicto y nueve reuniones con las autoridades ministeriales, la Federación Nacional de Docentes Universitarios (CONADU), y la Asociación de Docentes de la Universidad de La Plata (ADULP), lograron romper el techo salarial que intentó imponer el Gobierno desde febrero, y firmaron así el acuerdo paritario, que dejó garantizado el comienzo de clases del segundo cuatrimestre.

La recomposición salarial contemplada en el acuerdo, mandatada a ser aprobada por la amplia mayoría de los congresales de CONADU, fue: 21% de aumento salarial que sumado a un 2% de jerarquización de la labor docente más una recomposición del nomenclador arriban a un 25.01% de incremento para los Ayudantes; 25.54% para JTP; 25.92% para Adjuntos; 26.22% para Asociados y 26.45% de aumento para Titulares. Los paritarios lograron a su vez incorporar una cláusula gatillo de revisión de las escalas inflacionarias durante junio, septiembre, diciembre y febrero de 2018.

Cabe destacar que el escalafón salarial, aquella diferenciación entre porcentaje de recomposición y funciones, se encuentra definido en el Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) de los docentes universitarios. Allí se establece que si un ayudante gana 100, un titular debe ganar 180, conformando así un “nomenclador”. Actualmente esta diferencia se encuentra en 174, no en 180, es decir, que el trabajo de recomposición del nomenclador es de llevarlo al valor correspondiente por tarea.

En el último acuerdo salarial recientemente firmado, esa proporción diferenciadora se llevó a 176, más cerca del valor consagrado por el CCT. Ello explica que al recomponer el nomenclador, los cargos por encima del ayudante verifiquen un incremento apenas mayor.

Respecto a esto, el Secretario General de ADULP, Octavio “Tato” Miloni, explicó que: “En la penúltima asamblea que realizamos en nuestra sede sindical, resolvimos que es necesario dar una discusión sobre el nomenclador, y que quizás en las próximas paritarias, deberíamos pensar en recomponer con más dinero a los cargos más bajos del escalafón, los ayudantes, lo que si bien retrocedería la recomposición del escalafón sería más justo en términos monetarios”.

“Otro tema muy importante es que la garantía salarial, aquel piso mínimo que debe cobrar un docente, se eleva en más del 30%, por lo que los salarios más bajos se aumenta, para aquellos que alcancen la garantía, en mayor porcentaje”, culminó Miloni abordando algunas dudas que surgieron en una de las discusiones salariales más difíciles de los últimos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *